Microondas hasta en la sopa, pero… ¿son buenas para la salud?

Una aproximación clara a los hornos microondas. Merece la pena leerlo.

Desayuno con fotones

Quizá sea exceder un poco los límites definidos de nuestra profesión ya que los físicos médicos, por el momento, sólo nos dedicamos a las radiaciones ionizantes (en el espectro electromagnético, del ultravioleta hacia arriba), pero sin embargo el lodazal de las microondas y sus efectos en la salud es un tema que por moderno y oscuro siempre nos atrae. Vamos a llamarle el Marilyn Manson del electromagnetismo, si os mola más.

Resulta que existe tal cantidad de leyendas urbanas acerca de estas “ondas de destrucción masiva”, que se crea un efecto de feed-back (retroalimentación) en el que el subconsciente colectivo, como sabe que son perjudiciales para la salud, genera nuevas historias y así hasta el infinito. Pero, ¿qué hay de cierto en esto y qué es puro cuento?

Existen un montón de cachivaches modernos descendientes de las microondas y cada uno tiene sus propias leyendas, pero aquí sólo se van…

Ver la entrada original 836 palabras más

Anuncios
Microondas hasta en la sopa, pero… ¿son buenas para la salud?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s